11 nov. 2010

Estrellita dónde estás...


1 comentario:

Juanro dijo...

De mirar su reflejo a desarrollar inteligencia hay un solo paso.
Me hizo acordar a un cuento (de Asimov sería?) donde una computadora orgánica con inteligencia artificial tenía pesadillas subacuáticas y al final descubría que la red neuronal sobre la cual la habían desarrollado era de una estrella de mar.